© 2019 Translate 2 Travel

  • Facebook Social Icon
  • gmail logo cuadrado
  • ctpcba logo
  • linkedinSEO1
  • proz.com logo cuadrado en jpg

+54.9.11.5606-9020

"Dance Away", bailar para alejar el dolor, bailar para alejar las lágrimas

03/03/2016

Cuando era chica, mi mamá ME MANDABA a inglés. Esto quiere decir que yo no iba por propia voluntad: a mí no me gustaba PARA NADA. Yo tenía 9 años, no entendía para qué servía, ni para qué quería saber yo inglés, si las películas venían dobladas o subtituladas. Hasta que con el tiempo el inglés me entró por el lado de la música. Primero con los Beatles, y después con otros compositores y músicos.

 

El otro día me puse a hacer una traducción y puse un CD de grandes éxitos de Roxy Music y Bryan Ferry. Tal vez el tema más conocido de Bryan Ferry sea “Slave to Love” (Esclavo del Amor), que se popularizó por ser parte de la banda sonora de la película “9 semanas y media”, muy transgresora a fines de los 80 (y ahora la veríamos a las 6 de la tarde mientras tomamos mate). Pero don Bryan, a quien tuve el placer de ver dos veces en vivo en Buenos Aires, tiene muchas composiciones. Y esta en particular, es exquisita.

 

“Dance Away” es un tema compuesto en 1979, aunque yo lo descubrí a fines de 1991, cuando recorría Inglaterra con mi amigo Alasdair en auto. Y el cassette de Roxy Music que me había comprado sonaba de un lado y del otro todo el tiempo, igual que el grandes éxitos de los Pet Shop Boys, el compilado de Madonna y el recientemente lanzado grandes éxitos de Bryan Adams (que incluía el tema de la película Robin Hood). Esos cuatro discos fueron la banda sonora de ese viaje.

 

Roxy Music pasó del glam rock a ser una banda elegante y sofisticada. Y en esta canción, Bryan Ferry habla de un tipo que sufre un “heartache” (literalmente, un “dolor del corazón”, que podría describirse como angustia, pena, dolor, tristeza, todo a la vez… ¿quién no ha sentido todo eso alguna vez?) al ver a su novia de la mano de otro y, para olvidar su padecimiento, baila para sacarse de encima todas esas sensaciones… La frase “dance away” es muy difícil de traducir, ya que no hay un equivalente en castellano. La frase completa, en realidad, es “dance away the heartache”. Si uno lo piensa como una imagen, hasta podría ver a este muchacho bailando frenéticamente para despojarse de su martirizante experiencia de haber visto a su chica “vestida para matar”… pero con otro (“¿Y adiviná quién se está muriendo?” Una frase lacerante.). Como si el bailar tuviera el poder de alejar (away) el dolor y las lágrimas. Como si bailando pudiera soltar la pena, la angustia… y tal vez esa relación que lo hirió. En una habitación (la disco) llena de gente cuyos corazones una vez estuvieron abiertos pero que, como le pasó a él, a fuerza de desilusiones se les convirtió en piedra. Se siente “off the wall”, una frase que significa ridículo, estrafalario, estrambótico bailando así (a propósito, “off the wall” es un sinónimo del inglés “bizarre”, que no se traduce como “BIZARRO”* sino como ridículo o estrafalario). Él mismo se ve ridículo bailando como un desaforado bajo las luces del boliche, pero cierra los ojos y sigue bailando hasta que amanezca.

 

*“Bizarro” en español es valiente, arriesgado, corajudo.

 

Al día siguiente, ya a la luz del día, debe volver a “walk the line” (comportarse en una manera social y moralmente aceptable), sabiendo que es un “fool” (que podría definirse como un tonto o un loco; y también “to fool somebody” es engañar a alguien, de modo que es un hombre que se siente engañado) e ir hacia adelante, seguir con su vida, lo que pasó quedó atrás y “out of reach is out of touch” (que me recuerda la frase “out of sight, out of mind”, algo como “ojos que no ven, corazón que no siente”), y esa frase final: “all the way is far enough”, el camino a recorrer es lo suficientemente lejos.

 

La voz de Bryan Ferry, ese tañido de la guitarra que es como un lamento oponiéndose a las castañuelas que evocan fiesta y jarana, la supuesta diversión de la disco contrapuesta al dolor interno del protagonista hacen que esta canción me resulte absolutamente cautivamente y sea una de mis preferidas. Los invito a disfrutar del video y a escucharla “con otros oidos”.

 

 

 

 

 

 

Please reload