© 2019 Translate 2 Travel

  • Facebook Social Icon
  • gmail logo cuadrado
  • ctpcba logo
  • linkedinSEO1
  • proz.com logo cuadrado en jpg

+54.9.11.5606-9020

¡Engañada! ¿En serio son así los títulos de las canciones de los Beatles?

03/11/2016

Antes de los 90, cuando no había CD y menos que menos MP3, Napster, Emule y Spotify... cuando, si querías escuchar una canción, te tenías que comprar el disco (o cassette) o esperar pacientemente (y tal vez, sin éxito) a que la pasaran en la radio, los títulos de los temas musicales venían traducidos al castellano.

 

En la radio te decían el nombre del tema EN ESPAÑOL, el intérprete y, muchas veces, el compositor. Y la mayoría de las veces, el locutor “pisaba” el tema, es decir, daba esta información cuando la canción todavía no había terminado, cosa que si la estabas grabando de la radio a un cassette no la tuvieras completa. Y que, si la querías completa, tuvieras que desembolsar los morlaquetes y adquirir tu LP (long-play, disco de larga duración) o cassette. O, si existía, el simple.

 

 

Cuando yo tenía 13 años me empezaron a gustar los Beatles. Después me empezaron a encantar. Luego a enloquecer y más tarde, a obsesionar. Mi papá me daba una “semanalidad”, unos pesitos para que ahorrara para lo que quisiera (ir al cine, comprarme algo), y casi siempre esos dinerillos iban a un cassette de los Beatles. Que yo iba comprando en el orden que habian salido en su momento: primero “Please please me”, después “With the Beatles” y así.

 

O mejor dicho: primero “Por favor yo”, después “Con los Beatles” y así.

 

Ahora: ¿a qué se refería “Por favor yo”? ¿Era alguien pidiendo permiso? ¿O acaso alguien había preguntado a la multitud “¿Quién quiere una entrada gratis?” y el tipo gritó  “¡Por favor, yo!”? No entendía bien ese título. Recién lo comprendí cuando supe inglés más o menos bien y distinguí entre la acepción de “please” como “por favor” y “to please” como el verbo “complacer”… y que se trataba de un jueguito de palabras que Lennon, pícaro, hizo entre esas dos alternativas.

 

Evidentemente, los "traductores de títulos" de las disqueras no tenían en cuenta ni las diferentes acepciones de las palabras, ni el contexto, ni de qué hablaba la canción... simplemente, tomaban las palabras, diccionario, palo y a la bolsa.

 

Lamentablemente, la de "Por favor, yo" no fue la única traducción desafortunada que encontré. ¿Me acompañan a repasar algunas?

 

 

 

 

Yo intenté en la tercera columna una traducción correcta, de las tantas posibles. Obviamente no es la única, pero es una posibilidad que no está basada en leer y pasar de un idioma otro en forma literal, de otro modo sale cualquier cosa totalmente alejada del espíritu original del autor.

 

¿Piensan que esas son las únicas canciones cuyos títulos fueron mal traducidos? Noooo... ¡qué va! En próximas entregas de mi blog compartiré con ustedes ¡otras "joyitas"!

 

Watch out... ¡estén atentos!

 

Please reload