© 2019 Translate 2 Travel

  • Facebook Social Icon
  • gmail logo cuadrado
  • ctpcba logo
  • linkedinSEO1
  • proz.com logo cuadrado en jpg

+54.9.11.5606-9020

Navidad en Inglaterra

30/11/2016

Tuve la oportunidad de pasar las Fiestas dos veces en Inglaterra y vivenciar una época navideña diferente. Ahora que se acerca la Navidad, quisiera recordar aquella primera experiencia y compartirla con los lectores de mi blog.

 

Christmas. Xmas. Chrissie. Así la llaman.

 

Llegué a Londres el 7 de diciembre de 1991 luego de un maravilloso vuelo en British Airways. Recuerdo haber visto la película "Robin Hood" con Kevin Costner y luego un documental sobre la Navidad en Gran Bretaña preparado por la línea aérea, de modo que con este último ya iba poniéndome en clima y ansiando que el avión llegara a Heathrow lo antes posible. Mi amigo Alasdair me estaba esperando y, como era demasiado temprano para ir a la casa de mis amigos Gary y Amanda (que me iban a alojar la primera semana), me llevó a desayunar a Kew Gardens, el jardín botánico real. Luego nos dirigimos a la casa de Gary y Amanda en Kent (al sur de Londres): TODO en su casa gritaba "Christmas", desde la rosca de muérdago de la puerta hasta el árbol de Navidad pasando por las guirnaldas, las tarjetas navideñas que ellos habían recibido, las velas y ¡hasta el papel higiénico de Papá Noel! Uno de los primeros días fuimos de noche con mis amigos al centro de Londres y allí pude ver el pino que Noruega regala al Reino Unido todos los años en agradecimiento por su ayuda durante la Guerra Mundial, que se emplaza en Trafalgar Square. También recorrí los mercados navideños de Bromley y Chislehurst en Kent y las calles céntricas de Londres (Oxford Street, Regent Street), engalanadas con luces intermitentes que te hacen vivir esta época festiva de manera especial. Claro, a las 4 de la tarde ya es de noche, todo el mundo sale a comprar los regalitos y todo incentiva a que uno sintonice con la onda navideña, desde las Christmas decorations (adornos navideños) hasta las canciones navideñas que invaden las calles, los centros comerciales, los stands de los mercados, todo. También estuve en Rochester, Bath y Cambridge, y en todos los lugares se respiraba el espíritu navideño.

 

En todas las casas tenían sus calendarios de adviento en donde iban haciendo día a día la cuenta regresiva hasta el día de Navidad. ¿Quieren poner manos a la obra y hacer uno? ¡Haciendo clic aquí pueden ver cómo se hace un calendario de adviento!

 

Según ellos cuentan, quien anuncia la Navidad es el Christmas Robin (el petirrojo de la Navidad), una imagen que se repite en las tarjetas navideñas que los ingleses, aún hoy, se envían unos a otros y aunque no vivan lejos: padres a hijos, hijos a padres, entre hermanos, entre amigos. 

Algo que me llamó la atención es que cada persona compra varios regalos, y no solo uno, a cada uno de sus parientes y amigos. Entonces, por ejemplo, se le dan 4 regalos a mamá, 4 a papá, 3 a tu hermano, 3 a tu otro hermano, 5 a tu hijo. ¡Claro, así no hay bolsillo que aguante! Y es una ceremonia envolver cuidadosamente los regalos en papeles con motivos navideños y colocarles una tarjetita alusiva.

 

La nochebuena no se celebra y pasa desapercibida como una noche más. Algunos dejan los Christmas socks (medias navideñas) en el hogar a leña para que Santa (Papá Noel) les deje allí sus regalitos. Por supuesto que la media nunca alcanza, visto y considerando lo que les acabo de relatar sobre la cantidad de regalos que cada persona recibe, sobre todo los más chiquitos.

El día de Navidad la familia se reúne y, luego de abrir los regalitos, se dispone a compartir la Christmas Supper, que aunque significa "cena de Navidad", es más bien un almuerzo. Eso sí: un almuerzo copioso que en la mayoría de los casos incluye el tradicional pavo y, como postre, el Christmas pudding. ¿Querés conocer algunas recetas navideñas británicas? ¡Hacé clic aquí! Sobre la mesa, entre el plato y la copa, se colocan los Christmas crackers, una tradición inglesa que consiste en una "manualidad", por así llamarla, con forma de caramelo que contiene golosinas, un  papelito con un chiste o una adivinanza, una corona de papel y un pequeño regalito. Cada persona tira, junto con la persona que tiene sentada a su lado en la mesa, de uno de los extremos y el cracker "explota" ("cracks", de ahí su nombre) y quien se queda con la parte más grande gana y se lleva los regalitos que hay dentro del caramelo. ¡Y si te animás a traer la tradición a tu casa, podés aprender a hacer un Christmas cracker viendo este video! Yo todavía tengo un centímetro de modista (en centímetros de un lado y pulgadas del otro) que me saqué en un Christmas cracker en aquella Navidad. Todos se

 

ponen las coronitas de papel (como ve en la foto de arriba en la que estoy con Tom, el papá de mi amigo) y continúan comiendo... hasta que llega el discurso de Navidad de la Reina. Ahí se detiene todo: todos dejan de comer y se acercan al televisor para escuchar con atención a la soberana por la BBC. Haciendo clic aquí verás el discurso que yo escuché en 1991 en la casa de mi amigo Alasdair, en Norwich. Por la tarde, se organizan juegos de mesa como el Pictionary o el Monopoly u otros juegos del tipo Dígalo con Mímica o similares de los que todos participan. También se suele dorar castañas en el fuego del hogar, que en esa época está prendido en todo momento por el frío.

 

Espero que les haya gustado mi relato sobre mi Navidad en Inglaterra. Es posible que ahora algunas cosas hayan cambiado desde aquel entonces pero muchas tradiciones continúan y es bonito recordarlas.

 

Les dejo para estas fiestas esta listita, en castellano y en inglés, para que la tengan en cuenta.

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Please reload